Los Diablos Rojos del México culminaron una serie para la historia con el resultado a su favor, luego de vencer a los Yankees de Nueva York, ahora por pizarra de 8-5, para concretar la barrida la tarde-noche de este lunes sobre el terreno del Estadio Alfredo Harp Helú de la CDMX.

Fueron los neoyorquinos quienes abrieron la pizarra en la misma apertura del compromiso, atacando la serpentina de un Ronnie Williams que solamente trabajó dos tercios en los que permitió tres anotaciones.

Increíblemente todo sucedió con dos outs en el marcador y con un pasaporte a Oswaldo Cabrera. Le siguieron par de sencillos, un doblete y una base por bolas que pusieron las primeras rayitas en el marcador para los visitantes.

Diablos liquida a Yankees en CDMX

Dicen que el séptimo rollo siempre es el de la suerte o el fatídico para cualquier equipo, sin embargo, Diablos se encargó de que en esta ocasión fuera el tercer episodio ese que le dio rumbo final al compromiso con mucho tramo por recorrer, cuando a pesar de que Yankees aumentó su ventaja con una carrera, los pingos atacaron de gran manera con un racimo de ocho anotaciones.

¿Las carreras? Pues bueno, par de sencillos y un pasaporte llenaron las almohadillas para que, con Julian Ornelas en la caja de bateo, se quitaran el cero en el marcador por la vía del “Caballito”, sin embargo el protagonista fue Diosbel Arias que con batazo de cuatro esquinas se apuntó un grand slam que le dio la vuelta al encuentro y, de paos, una ventaja que no perdieron jamás.

Algunos turnos más tarde y tras volver a poner a dos en circulación, el capitán “Haper” Gamboa se encargó de sellar la fabrica ofensiva escarlata cuando mandó la pelota hacia lo más profundo del jardín derecho central, moviendo los cartones al 8 carreras por 4.

Los Yankees hicieron una más en la quinta entrada, sin embargo la ayuda fue nula, pues el bullpen de los Diablos lució para no dejar ir el marcador y quedarse con el triunfo por 8-5 este lunes en la CDMX.

El Spring Training

Los Bombarderos del Bronx cerraron su preparación primaveral este lunes con una jornada dividida en la que enfrentaron a los Diablos en territorio mexicano y a los Mets en la Florida. Su siguiente parada es nada más y nada menos que el Opening Day de las Grandes Ligas el próximo 28 de marzo, con los Astros de Houston como su rival desde el Minute Maid Park.

Por su parte, al equipo del México aún le resta un largo camino en el Spring Training, pues disputarán encuentros de exhibición a lo largo de las siguientes semanas, incluyendo el torneo interliga, previo al inicio de la campaña 2024 de la LMB el 11 de abril, donde inaugurarán el calendario ante los Pericos de Puebla.