La inteligencia artificial (IA) irrumpe en todos los ámbitos de la vida actual y ahora le tocó el turno a los estadios de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), así que aquí te traemos la parte 2 de cómo se deberían ver algunos inmuebles las organizaciones de béisbol en el circuito invernal.

Hace algunos días, te presentamos la primera parte con los estadios de los Tomateros de Culiacán, Naranjeros de Hermosillo, Sultanes de Monterrey, Águilas de Mexicali y Venados de Mazatlán.

Ahora les van el resto de los inmuebles del invierno mexicano.

Estadios de la LMP por la Inteligencia Artificial

Cañeros de Los Mochis

En esta ocasión iniciamos la parte 2 del recorrido por los estadios de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), según la inteligencia artificial, con el de los actuales campeones y su Emilio Ibarra Almada.

Un inmueble bastante acogedor con una estructura habitual, con bleachers completos, par de pantallas y claro que no podían faltar sus campos de caña como fachada alrededor.

Yaquis de Obregón

Cómo olvidar el famosísimo uniforme del hot dog de los Yaquis de Obregón. Pues resulta que la inteligencia artificial se hizo la chistosa y trasladó ese diseño para hacerlo parte de la fachada del que sería el Nuevo (nuevo) Estadio Yaquis.

Un estadio de grandes magnitudes que incluye tres pisos con bleachers completos, una fachada de edificio tradicional y “pa que amarre”, par de hot dogs gigantes cubriendo el techo. Aunque la verdad no parecen tan estilo Sonora.

Algodoneros de Guasave

Aunque parece un estadio repleto de nieve, no es así. Se trata del actual Kuroda Park de los Algodoneros de Guasave pero hecho por la IA.

Otro diseño bastante bonito y típico; con bleachers completos con solamente un piso de grandes dimensiones, pasto azul (aparentemente) y un techo lleno de algodones para tener bien representado su concepto en la fachada.

Charros de Jalisco

Si la inteligencia artificial diseñara los estadios, por fin los Charros de Jalisco tuvieran uno 100% para beisbol, al arrojarnos un bonito inmueble de dos pisos con bleachers completos.

Por si fuera poco, un sombrero adorna el techo, haciendo que a su vez tenga una fachada similar a la de una plaza de toros o incluso un lienzo charro.

Mayos de Navojoa

La inteligencia artificial se tomó muy en serio lo del nombre “Ciclón” Echeverría y construyó el estadio de los Mayos en medio de una gran tormenta, con un enorme diseño de cuatro pisos con gradas color rojo alrededor de toda la estructura.

Algunos dirán que se copiaron el diseño real del Teodoro Mariscal de los Venados, pero más grande.