El lanzador derecho Jonathan Loaisiga ha sido una de las máximas figuras en el bullpen de los Yankees de Nueva York en las últimas temporada, es por eso que, ante su reciente lesión, le dieron una estricta orden para este offseason que el “Nica” parece estar siguiendo al pie de la letra.

Luego de apenas tres apariciones en el inicio de la más reciente temporada, el nicaragüense visitó la lista de lesionados el 8 de abril, debido a una inflamación en el codo derecho que lo dejó fuera por algunos meses.

En agosto logró volver a subirse al montículo para aparecer en 14 encuentros hasta que recayó en la misma lesión, culminando su año oficialmente el 10 de septiembre dejando efectividad de 3.06, WHIP de 0.85, seis ponches y 17.2 episodios en 17 salidas desde el bullpen.

La estricta orden de Yankees a Loaisiga

Este fin de semana dio inicio el torneo Premundial de la WBSC en la categoría U-23 en Nicaragua, país donde Loaisiga “vio el sol” por primera vez.

Por supuesto que los organizadores del evento no perdieron la oportunidad de invitar al diestro ligamayorista a su ceremonia de inauguración, donde como ya es tradición se hace el lanzamiento de la primera bola por parte de un invitado, pero en esta ocasión tuvo que haber un cambio a la planeación original.

Y es que según mencionaron los comentaristas de la cadena local, Viva Nicaragua – Canal Trece durante el juego entre México y Puerto Rico la mañana de este domingo, Jonathan Loaisiga sería el encargado de hacer ese lanzamiento en la ceremonia inaugural, sin embargo ante su reciente lesión, los Yankees le habrían dado la orden de no realizar ningún lanzamiento hasta volver a su complejo de entrenamientos.

Una indicación que el nicaragüense parece estar siguiendo al pie de la letra y no es para más, pues busca regresar totalmente recuperado para un 2024 que será su último en el contrato con los del Bronx.

De cara a la agencia libre

Loaisiga, de 29 años de edad, firmó con los Gigantes de San Francisco en el ya lejano 2012; poco menos de tres años después, en 2015, lo dejaron en libertad.

Ese hecho terminó siendo quizá de lo mejor que le pudo pasar en su carrera, pues en febrero del 2016 firmó con los Yankees para iniciar un proceso de más de dos años que logró capitalizar un 15 de junio del 2016, fecha de su debut en Grandes Ligas.

Seis temporada después, el diestro tira fuegos acumula poco más de cinco años de servicio en el Big Show, por lo que este 2024 buscará firmar una gran temporada que le permita obtener un gran contrato en la agencia libre del próximo año. 

Previo al inicio de la campaña, tendrá que acordar su salario para evitar un arbitraje, algo que ha conseguido los dos años anteriores por $1.65 y $2.2625 millones. Para 2024 se estima que reciba al menos $2.3 millones de dólares.